jueves, 23 de marzo de 2017

Crítica de La Bella y La Bestia




CRÍTICA DE: La Bella y la Bestia (Beauty and the Beast)
DIRIGIDA POR: Bill Condon. PROTRAGONIZADA POR: Emma Watson, Dan Stevens, Luke Evans, Kevin Kline, Josh Gad, Emma Thompson, Ewan McGregor, Ian McKellen, Audra McDonald, Gugu Mbatha-Raw, Stanley Tucci, Hattie Morahan, Adrian Schiller, Chris Andrew Mellon.

Sinopsis: La historia y los personajes que todos conocen y aman vuelven a la vida de forma espectacular en la adaptación de acción real del clásico musical de Disney "La Bella y la Bestia", un impresionante evento cinematográfico que celebra uno de los cuentos más queridos jamás contados. El film es el viaje de fantasía de Bella, una joven hermosa, lista e independiente a la que una bestia hace prisionera en su castillo. A pesar de sus temores, se hace amiga de los habitantes encantados del castillo y aprende a ver más allá del espantoso aspecto de la Bestia y descubre que en su interior está un gran corazón, él del verdadero Príncipe.

La película, dirigida por Bill Condon (La Saga Crepúsculo: Amanecer Parte I y II, El Quinto Poder), es un remake (adaptación) de la homónima La Bella y Bestia’ (1991) de Disney, que ganó dos premios en los Óscar.



Tomando como referencia el film de 1991 (ya que ambas películas van firmadas bajo el mismo sello), esta adaptación con personas reales es un fiel (y adorada) copia, lo que la hace sublime, brillante y preciosa. ¿Qué hay nuevo en esta película? Como sabréis, la original cuenta con ciertas lagunas, como la ausencia de la madre de Bella, qué le pasó a Gastón para ser cómo era, y muchas otras cosas más. En esta entrega se intenta sufragar estar introduciendo nuevos elementos.

Como espectador, uno percibe que la película es un proyecto que se ha hecho con mucho cariño, consiguiendo que se un homenaje. Aunque no es bueno adelantar el resultado de esta crítica, es una película que quedará para el recuerdo.



Emma Watson (Bella) ha demostrado una vez más sus dotes interpretativas, y que tan en duda se han puesto a lo largo de los años. Sin tener en cuenta que la cámara la adora, ha sabido interiorizar el personaje y hacerlo suyo hasta el punto de cambiar el vestuario por otro más que fuera acorde a la personalidad de Bella. Junto con su excelente y brillante actuación (aunque en la escena del baile se la vio un poco nerviosa), una de las cosas que me ha sorprendido son sus dotes para cantar. Claro está que Emma no es cantante (e incluso hay personas del reparto que han cantado mejor), pero ello no quita que lo haya hecho bien; incluso puedo decir que ha superado mis expectativas, al igual que la de mucha gente. Para mí, lo más importante es que la gente ya verá solo a Hermione, sino también a Bella.

Dan Steven (Príncipe Adam y Bestia) también ha sabido defender su papel, tanto el de príncipe (déspota y consentido) como el de la fiera Bestia. Es la primera vez que Steven se encuentra con una película de estas proporciones; necesitaban hacer las tomas varias veces para captar sus rasgos por ordenador para crear al peludo protagonista y el actor ha sabido adaptarse. El resultado ha sido sorprendente, espectacular y lo más importante: realista (dentro de toda la fantasía que envuelve al film). Al igual que su compañera en la pantalla, Steven ha demostrado ser un gran cantante con su solo ‘Esperándola sin más’ (Evermore, en su versión inglesa) solo consigue hacerme saltar las lágrimas.



La interpretación de Luke Evans ha conseguido enternecerme un poco porque hay momentos en los que se puede ver a un Gastón un tanto… inocente (en algunos momentos) cuando en realidad es un personaje que hay que odiar desde el principio, como ocurre en la película original. Las explicaciones que dan sobre su manera de comportarse me parecen plausibles. Su voz me ha dejado sin palabras, tan grave y suave en ciertos momentos. La escena de ‘Gastón’ demuestra sus artes de bailarín, además de reflejar el aspecto más humano de la película (ya que todo es fantasía).





El resto del reparto, Ewan McGregor, Ian McKellen, Audra McDonald, Emma Thompson y Gugu Mbatha-Raw, hacen unas actuaciones de sobresaliente, al igual que en sus momentos líricos; un ejemplo de ello es ‘Qué festín’ y ‘Bella y Bestia son’.



La fotografía del film va de acuerdo con la trama. Al principio de la historia se puede apreciar colores cálidos y llamativos (que hacen referencia al pueblo); después se percibe un cambio más oscuro y lúgubre en las tomas del castillo que, finalmente, cambian con el giro que toma la trama. En cuanto a los efectos especiales es algo a destacar en el film porque es uno de sus puntos fuertes, ya que todo gira en torno al castillo, la Bestia y los empleados que lo acompañan en su ardua búsqueda de romper el hechizo.



La banda sonora (score) corre a cargo del compositor Alan Menken, que ha sabido expresar muy bien la esencia de la película usando la banda sonora de la película original pero dándole un toque moderno sin perder la esencia. El soundtrack está formado por todo el reparto de actores. Y aquí un servidor se encuentra dividido. En cuanto a la VO todas las voces son perfectas y creo que no habría elección. Pero su versión doblada al castellano solo le encuentro el fallo a Bely Basarte, que dobla a Bella en las canciones. Bely tiene un timbre de voz muy suave que no disgusta, pero creo que no se acompasaba a las voces del reparto. Dejando esto aparte, la banda sonora es el punto más importante de la película y hace sentir emociones como la original; sin tener en cuenta que se han introducido tres nuevas canciones (no tienen nada que ver con el musical de Broodway) que son perfectas e idóneas para la trama.

El vestuario es una de las mejores cosas que uno puede encontrar en la película. El espectador encontrará referencias al film de 1991 pero con un estilo moderno que hace se pueda diferenciar una película de la otra. Los vestidos de época francesa que aparecen al principio son muy vistosos y pomposos y el de los caballero son similares a los de la realeza. En cuanto a las ropas de los aldeanos están muy bien representadas y reflejan el aspecto de aquella época.


VALORACIÓN: Es un homenaje precioso, sublime y visualmente increíble. Es fiel a la historia de Disney pero entrelazado con ciertos elementos de la historia real, sin perder su esencia. Los efectos especiales son muy buenos y la banda sonora es clave en la película.

-LO DESTACABLE: Una banda sonora de 10 y con actuaciones de todo el reparto para recordar.


-A MEJORAR: La voz de Bely Basarte es muy bonita pero hubiese sido mejor otra voz que impostase con las demás.


sábado, 18 de marzo de 2017

Una buhardilla en París, de Catherine Roberts








Título: Una buhardilla en París

Autora: Catherine Roberts

Editorial: Wiki Ediciones

Número de Páginas: 316

ISBN: 9788416384631








SINOPSIS: Siglo XIX. Amy escapa de Londres el día antes de su boda concertada, que la hubiese llevado a un destino muy cómodo, pero con un hombre al que detesta. El viaje hacia su libertad no será fácil. Vivirá lo mejor y lo peor del París bohemio, poblado de actrices, cabarets, moda y atrevidos pintores impresionistas. El misterioso vecino de la buhardilla la introducirá en un mundo que ella nunca pudo imaginar.  ¿Has soñado alguna vez con ser libre y escapar?

Catherine Roberts, escritora española de antepasados nobles ingleses, proviene de familia de escritores, pintores, docentes y artistas. Escritora de poesía desde los 5 años y de cuento y relato desde los 15, ya de adolescente obtiene sus primeros premios literarios. Durante sus estudios universitarios en Francias comienza su primera novela, un thriller histórico-romántico publicado en 2010. De aquella estancia entre castillos franceses también adquiere la inspiración y documentación para escribir El despertar de Belle. Con Una buhardilla en París quedó finalista del Premio de Novela romántica Romantic Ediciones en 2016.




Catherine nos vuelve a sorprender con una historia que llega al corazón gracias a sus personajes muy bien trazados. El ambiente de esta novela histórico-erótica es sublime y narra con mucho detalle.

Pero vamos por partes.

Amy es una chica que forma parte de la aristocracia inglesa. Desde pequeña ha sentido que su familia no era como tal, pues su madre murió cuando ella era pequeña y su padre se casó con otra mujer a la que solo le interesan las apariencias de cara a su vida social. A un día de celebrar su boda concertada con Johan, Amy tiene un arrebato de pasión y se fuga con Kieran O’ Connell, un mozo que trabaja en las cocinas de su hogar,  y se marchan a París, concretamente al barrio de Montmartre. Allí, la protagonista conocerá a muchas personas que serán clave para que pueda sobrevivir. Y lo más importante, para conocer el verdadero amor

Amy es la protagonista de Una buhardilla en París y al comienzo de la trama podemos ver su manera de ser: una muchacha que se deja llevar por la pasión y el afán de vivir su propia vida como si fuera una aventura. A medida que avanza la historia, va cambiando su manera de pensar, pues empieza a relacionarse con personas cultas (lo que le hace ver que el mundo es muy amplio) y también con gente del proletariado (dándose cuenta de la gran diferencia que hay en la sociedad de clases). Lo bonito de este personaje es que, a pesar de todo, no pierde su afán de vivir como ella quiere, dejando de lado las reglas sociales que rigen la Francia del siglo XIX.

Otro personaje principal es Pierre Renoir, un pintor que habita en la buhardilla de edifico donde vive Amy. Pierre es un muchacho que rebosa atractivo por los cuatro costados, al igual que sus dotes para pintar, siguiendo un estilo que rompe con las normas de la escuela de Bellas Artes. Pierre rompe todos los esquemas de Amy, mostrándole cómo es el verdadero París que tanto admira por su novela preferida Nuestra señora de París, de Victor Hugo. Pero lo que más destaca de este personaje es su manera de ver la vida, influenciado por el estilo de vida tan liberal que posee. Cuando se encuentra con Amy, vemos que Pierre es un chico que, a pesar de haber yacido con varias damas (casi todas sus musas), es muy enamoradizo, y Amy es quien le roba el corazón.

Entre los personajes secundarios encontramos a Kieran O’ Connell, un mozo que trabaja en las cocinas de la mansión de Amy. Ambos se dejan llevar por la pasión y se fugan a París, donde él consigue un trabajo con aprendiz de pastelero. He de decir que al principio me gustó mucho porque se veía que era un chico con buen fondo, pero a medida que avanza la trama y cambia su comportamiento llegué a odiarlo por no ser sincero desde el principio con Amy. Luego, suceden una serie de hechos que hacen que este personaje quede en un segundo plano.

Blanche, Lonx y sus hijos son muy importantes en la trama. Desde el principio son un gran apoyo para la protagonista, creando lazos imposibles de romper. Esta familia, junto con todo lo que les rodea, son un fiel reflejo del proletariado de aquella época, que solo tenían el objetivo de tener dinero para comer y poco más, dejando de lado temas como la educación porque pueden permitírselo.

Como antagonistas tenemos a Johan y Bárbara. Johan es el prometido con el que Amy tenía que casarse, y Bárbara es la prometida de Hans, el hermano mayor de la protagonista. Ambos son cortados por el mismo patrón porque se alían para encontrar a Amy y así Johan recuperar la dignidad que le ha sido robada y Bárbara para conseguir toda la herencia de los Hampton. Los dos son muy odiados a lo largo de toda la novela y es imposible excusar las razones de sus comportamientos, aunque ellos lo ven justo y moral.

Una buhardilla en París está formada por capítulos narrados en tercera persona, siguiendo a Amy, aunque también hay algunos que cuentan cómo transcurre la historia desde Londres. Un aspecto importante de la novela son los escenarios que aparecen, todos lugares importantes de Francia (y que aparecen en el mapa que viene en la solapa del libro para corroborarlo).

Una de las cosas que caracterizan a Catherine Roberts son sus escenas eróticas. Con esta novela me ha sorprendido porque hay alguna que otra técnica sexual francesa, lo que deja patente que la autora se ha informado para hacer la historia más realista. Otro aspecto importante es el trabajo de investigación que ha hecho con el objetivo de atrapar al lector en el ambiente de la Francia del siglo XIX, algo que ha conseguido.

La prosa de Catherine es sublime y muy cuidada, hace que todo sea perfecto y esté bien narrado. El lenguaje que utiliza no es para nada farragoso y consigue que la lectura sea rápida, además de que la trama está muy bien estructurada. Pero tengo que decir que eché en falta un poco más de vocablo francés porque las palabras que aparecen son las frecuentes (mademoiselle, Monsieur, milady).

Tras leer el libro pensé en el mensaje que intenta transmitir a través del personaje principal. Esta novela es un claro ejemplo del feminismo con mayúsculas. Hace unas semanas fue el día de la Mujer y pensé en libros que apoyasen el feminismo. Claro está que encontré muchos, pero Una buhardilla en París pasa a formar parte de la lista porque destaca la importancia de que todas las mujeres del mundo son libres para hacer lo que quieran, rompiendo arcaicas normas de todo tipo como es el labrarse un futuro académico o decidir de quién enamorarse.


Una buhardilla en París debe estar en vuestras manos porque es tiene tres cosas que la hacen perfecta: amor, sorprendentes escenas eróticas y un ambiente espectacular. Catherine vuelve a crear una novela increíble que hace sino demostrar su maestría con las palabras. ¡Estoy deseando leer su siguiente novela!


lunes, 11 de julio de 2016

Los 100: Día 21, de Kass Morgan




Título: Los 100: día 21 (The Hundred #2)

Título Original: The 100: Day 21

Autora: Kass Morgan

Editorial: Alfaguara

Número de páginas: 304

ISBN: 9788420417752


‘¿Sacrificarías tu libertad para sobrevivir? Nadie ha puesto los pies en la Tierra en siglos - hasta ahora.
Han pasado 21 días desde que Los 100 aterrizaron en la Tierra. Son los únicos seres humanos en pisar el planeta en siglos... o al menos eso pensaban. Frente a un enemigo desconocido, Wells intenta mantener el grupo unido. Clarke va hacia la Montaña Weather, en busca de otros colonos, mientras que Bellamy está decidido a rescatar a su hermana, sin importar el costo. Y de vuelta en el Arca, Glass se enfrenta a una opción impensable entre el amor de su vida y la vida misma.’



Kass Morgan vuelve a sorprendernos Los 100: día 21 con la segunda entrega de Los 100. Nada más terminar la primera parte me embarqué en esta secuela donde se darían respuesta a ciertas incógnitas que surgieron en Los 100.



La historia comienza cuando Los 100 han pasado sus 21 días en la Tierra. Octavia ha desaparecido y el grupo ha sido atacado por humanos que ya habitaban en el planeta y  a los que han bautizado como terrícolas. Como contrapunto, El Arca se encuentra en su peor estado: han cerrado una de las secciones por culpa de la falta de oxígeno. La gente está muriendo y la única solución es viajar a la Tierra.

Como en la anterior novela, nos volvemos a encontrar con Clarke, Bellamy, Wells y Glass como los protagonistas y a partir de ellos la autora va narrando los capítulos en tercera persona.

Clarke continúa su relación con Bellamy, en la que surgen problemas a raíz de una serie de confesiones. Además de esto, también sigue con su espiral altibajos en los momentos que recuerda los momentos con los infectados y sobre el tema de sus padres.





Bellamy está desesperado por buscar a su hermana pequeña. Los momentos con Clarke suelen ser de dos tipos: románticos y problemáticos. Además, el lector puede encontrarse con recuerdos que hacen conocerlo mejor.



Wells sigue adoptando su papel de líder. Al comienzo de la novela se siente culpable por una serie de muertes que hay en el grupo. De aquí al resto de la historia, Well estará ligado a Sasha, una terrícola que capturan y con la que comienza una relación amistosa.






Glass está en un gran problema: El Arca ha cerrado una de las secciones en la que casualmente se encuentra. Junto con su novio Luke debe conseguir salir y encontrar asientos en las cápsulas para poder llegar a la Tierra.




La estructura que siguen los capítulos es la misma que en la anterior novela. El conjunto de los flasbacks y el presente es la fórmula que continúa aportando información al lector sobre los protagonistas.


Tengo que decir que esta segunda parte ha sido un poco floja con respecto a la primera a pesar de que la lectura ha sido fácil y entretenida. En cuanto a Los 100, la autora solo se centra en el asunto de los terrícolas y en saber dónde se encuentra Octavia, por lo que hay 0 acción. Esto lo encontramos en los capítulos de Glass, lo que me ha sorprendido gratamente porque este personaje no me gusta nada y aquí ha ganado puntos.

También tengo que destacar que la autora da el cierre a una serie de incógnitas que aparecieron en Los 100 y aparecen otras que algunas también son respondidas y las más importantes las ha dejado para la tercera entrega.

Entretenida pero con falta de más acción, Los 100: día 21 de Kass Morgan
vuelve a introducir al lector en este mundo distópico donde
lo importante es sobrevivir. Presenta aspectos desconocidos de los protagonistas
y mantiene una línea en la trama que te lleva hasta el final.




viernes, 8 de julio de 2016

¡The Blogger Answers!


¡Hola lectores y lectoras!

Hoy mismo he sido nominado a responder un cuestionario que ha creado Liesel, directora del blog Lectora en pijama.

En resumidas cuentas, son cinco preguntas para conocernos entre nosotros y saber por qué estamos aquí.

Los requisitos son que se responda con sinceridad y que se nomine a responder las preguntas a otros blogs, cuantos vosotros/as queráis. Además de llevarse el banner y nombrar a la persona que te ha nominado.




1. Si has colaborado ya con alguna editorial o autor/a, ¿cuál fue el primer libro que te mandaron y cómo te sentiste al recibirlo?

Por desgracia, todavía no me he puesto en contacto con ninguna editorial porque abrí el blog en febrero de este año y sé que muchas editoriales son muy exigentes con el número de seguidores y demás y creo que todavía no puedo aspirar a que colaboren conmigo.

2. ¿Hay algo que no te gusta de ser blogger?

De momento no hay nada que me disguste. Me gusta ser blogger porque conoces a gente que le gusta lo mismo que a ti y vas descubriendo cosas sobre este mundillo que antes pasaban desapercibidas.

3. ¿Qué te impulsó a crear el blog?

Desde los 14 años me encanta leer libros y cómics. Pero lo que me impulsó a crear este blog fue la conciencia de saber que podías expresar tu opinión sin prejuicios sobre un libro, película, etc. y que muchas personas te pueden leer. Conocí el tema de los blogs literarios por dos compañeros de la facultad (estudio Periodismo) que ya llevaban tiempo con los suyos. Ver que se lo pasaban puede ser un aliciente para que creara este blog. Pero sobre todo lo abrí porque no tengo mucha gente con la que comentar cuando termino un libro. Esta es la verdadera razón ^^.

4. ¿Qué aporta el blog a tu vida?

Me aporta sinceridad y profesionalidad. Me he dado cuenta que a la hora de hacer reseñas soy más sincero que teniendo a alguien a la cara. También me ha ayudado en la manera de expresarme a la hora de redactar.

5. Describe tu blog en una palabra.
Sincero.


- Mis nominados/as: -





miércoles, 29 de junio de 2016

INICIATIVA 'SEAMOS SEGUIDORES'


¡SEAMOS SEGUIDORES!

Desde que hace algún tiempo he visto que muchos bloggers han comenzado esta bonita iniciativa para que todos seamos como una familia. Por eso me uno a ellos y hago esta entrada.
Esto es muy fácil. Consiste en que sigáis mi blog y comentéis esta entrada con el link de vuestro blog y, de esta manera, os seguiré también. Después tenéis que poner esta explicación en una entrada en vuestro blog para que otros bloggers os sigan y vosotros sigáis a los que os comenten. 

No tenéis que enlazar nada, ni nombrar a ningún otro blog. Si queréis podéis poner esta imagen como banner, pero sería para que otros bloggers encuentren mas fácilmente vuestra entrada.


¡Solo es publicar y devolver! ¡Nos leemos!



¡Dejad vuestro blog en los comentarios!

lunes, 27 de junio de 2016

Los 100, de Kass Morgan






Título: Los 100 (The Hundred #1)

Título Original: The 100

Autora: Kass Morgan

Editorial: Alfaguara

Número de Páginas: 306

ISBN: 9788420416755




"Hoy vamos a evacuar el centro de detención. Cien afortunados delincuentes van a tener la oportunidad de hacer historia. Vas a viajar a la Tierra."Después de una guerra nuclear que ha destruido la civilización, la humanidad ha sobrevivido durante tres generaciones en naves espaciales que orbitan muy por encima de la atmósfera tóxica de la Tierra. Nadie sabe cuándo, o incluso si el planeta será habitable de nuevo. Pero frente a la disminución de los recursos y una población en crecimiento, los líderes del gobierno saben que deben volver a la tierra... antes de que sea demasiado tarde. 100 delincuentes juveniles -considerados prescindibles por la sociedad- son enviados a una peligrosa misión: comprobar las condiciones de la Tierra. Podría ser su segunda oportunidad... o podría ser una misión suicida. Después de un aterrizaje de emergencia brutal, los adolescentes llegan a un planeta salvajemente hermoso que sólo han visto desde el espacio. Abandonados en una tierra salvaje, perseguidos por su pasado y la incertidumbre sobre el futuro, tendrán que luchar para sobrevivir, tendrán que aprender a confiar en los demás, e incluso a amar... otra vez.






La autora Kass Morgan estudió en la Universidad de Brown y es conocida por sus novelas juveniles de ciencia ficción. Los 100 es su primera novela, de la que el canal estadounidense CW compró los derechos antes de publicarse para realizar la serie, que ha cosechado muchísimo éxito.


Siendo honesto, he visto que muchos lectores han dicho que leyeron este libro a raíz de conocer la serie. A mí me ha pasado lo mismo. Cuando comencé la serie me dijeron que había libro, pero por miedo me dije que esperaría a terminar las dos primeras temporadas y los comenzaría. Entre unas cosas y otras comenzó la tercera temporada y no había comenzado a leerlo, por lo que esperé a terminar esta última temporada y así no me llevaría ningún spoiler.

Dejando la serie de lado, Los 100 me ha sorprendido más que nada porque no he visto casi similitud con la serie porque a que hay cosas que cambian… Gracias a dios, porque me encanta ver una serie y ver luego que en el libro la cosa es diferente.

La trama de Los 100 me atrapó desde el comienzo, por lo que sabía que no tendría problemas con la novela. Con todas las novelas que están surgiendo de distopías me estoy cansando mucho y solo leo las que me parecen novedosas (dos o tres como mucho de las tantas que suelen salir). Los 100 es una de esas dos o tres por el conjunto que la autora de distopía+ciencia ficción. Como es normal y lógico, esta primera novela es la introducción a un mundo que Kass Morgan tiene pensado, así que hay asuntos en la trama que quedan en el limbo para desmenuzarlas en las siguientes entregas.

La historia comienza con la Tierra devastada por una radiación que ha dado lugar a que la humanidad tenga que habitar en la nave espacial El Arca, una nave que cuenta con varias secciones y normas muy estrictas para poder subsistir, pues hay poco oxígeno y alimentos. El asunto está en que si alguien rompe una de las normas es condenado a muerte, o como lo llaman ellos a flotar (soltarlos vivos al espacio). Pero la cosa ha cambiado. El Canciller Jaha toma la decisión de mandar a la Tierra a 100 jóvenes delincuentes para descubrir si la Tierra es habitable.

Los personajes de la trama están bien definidos, pero hay alguno que otro que no me llega a gustar. Los capítulos están narrados en tercera persona y no siguen a un protagonista, sino a cuatro: Clarke, Wells, Bellamy y Glass. Con los tres primeros personajes, el lector va descubriendo las peripecias que van ocurriendo en la Tierra y cómo los 100 adolescentes intentan solventar.

Clarke es una muchacha que fue encarcelada por la traición de su novio a raíz de verse envuelta en un asunto de sus padres, el cual les costó la vida. Durante su estancia en El Arca estudió medicina, por lo que pasa a ser la médico en el campamento que montan en la Tierra. Clarke posee un carácter fuerte y es determinante en sus decisiones. Lo que único que no me gustó de ella han sido las idas y venidas en cuanto a asuntos de amor se refiere.



Wells es el hijo del Canciller Jaha. ¿Cómo acaba en la Tierra? Wells es la persona que traicionó a Clarke, y por consiguiente es el culpable de que esté en la Tierra. Sin pensarlo dos veces monta en la cápsula con los 100 delincuentes con el objetivo de que Clarke le perdone por todo. Por desgracia, este personaje no me gustaba en la serie y por culpa de ello en la novela tampoco me gusta, aunque me gusta la manera en que hace de líder.


Bellamy es un guardia de El Arca. Su vida fue muy dura, pues perdió a su madre poco después de que tener a Octavia, su hermana pequeña. Octavia acaba encarcelada por ser hermana de Bellamy, pues en la nave está estrictamente prohibido que una pareja tenga más de un hijo. En cuanto Bellamy sabe de la misión, no duda en embarcarse en la nave para proteger a su hermana y comenzar una nueva vida en la Tierra. Con este personaje me he sorprendido bastante porque en la serie no lo tragaba y pensaba que aquí me iba a pasar igual. Pero ha sido todo lo contrario. En la novela, Bellamy es un chico tranquilo, no le gustan los problemas y está dispuesto a ayudar.

Glass es una muchacha que no me convenció mucho, la verdad. En un principio no sabemos por qué fue encarcelada, pero cuando lo supe me pareció una tontería. Este personaje no llega a la Tierra porque antes de que la nave despegara salió de ella y se escondió para ir a la sección donde vive su ex novio Luke. En serio, Glass no me gustó para nada porque solo se centra en su trágica historia de amor con Luke.

La estructura que siguen los capítulos me pareció magistral. Kass Morgan combina el presente con flashbacks en lo que descubrimos como fueron las vidas de los cuatro personajes, siendo conocedores de sus amores, sus secretos y la razón por la que acabaron en la Tierra. Para los que habéis visto la serie, siguen casi la misma estructura.


Un punto negativo es que casi no hay acción. Hay momentos planos en los que no ocurre nada a pesar de que la autora te está dando información de los personajes, lo que da como resultado que el lector se disperse. Aun así, la novela me parece muy buena y no me he aburrido en ningún momento. La lectura me fue ágil en todo lo momento, así que se me hizo corta. El cierre de Los 100 queda abierto como entrada a la segunda novela.

En conclusión, Los 100 de Kass Morgan es un muy entretenido e innovador. 
Te mantiene atrapado en sus páginas gracias a la trama y sus personajes. Está claro que hay que leer la novela porque tiene potencial.